Elección del ramo de novia indicado para ti

Hay muchas elecciones en la previa a la boda, también, y si sí, también está el ramo de novia que llevarás en tu camino al altar.

Como novia, tienes muchos detalles en los que concentrarte y decidir durante la organización de la boda. Además las pruebas que hacen juntos, del menú, la tarta, la música, tu tienes que probar vestidos, zapatos, maquillajes, peinados y accesorios.

El accesorio más importante de la novia es el ramo de flores. Además de llamativo y destacado, tiene que combinar y ser coherente, sobre todo con tu propio estilo.

Parece una tarea complicada cuando hay tantas opciones, pero no es en realidad tan difícil. Te daremos algunos tips que ayudarán a ésta te resulte una decisión más sencilla.

Ramo inversamente proporcional

originales ramos de novia

Las proporciones del ramo van contrarias al vestido y tu contextura. Para los vestidos con muchos detalles y falda en A, los mejores ramos son los que destacan por su sencillez. Si tu contextura física es grande y voluminosa, puedes optar un ramo grande y en cascada.

En términos generales, los ramos clásicos o bouquet, así como los domo o posy, son los más elegidos, pues van con casi cualquier tipo de vestido y talla de novia. En cambio, los ramos cascada o caída y pageant o presentación, van mejor con novias altas y vestidos sencillos.

La elección de las flores, tamaño, forma y colores, también define el tipo de ramo. Los ramos pueden llevar flores naturales y apliques, por eso dependerá en gran medida de la temporada en la que sea la ceremonia y que las flores que prefieras estén disponibles.

Las tendencias están llevando cada vez más a flores muy grandes o muy pequeñas, e incluso, flores aromáticas, espigas e hojas secas. Si estás pensando en una boda y vestido con estilo rústico, estas pueden ser las mejores opciones.

Las flores grandes pueden ser una buena elección tanto en ramo, como de flor única o sólo acompañada por hojas y algún otro detalle decorativo.

Conservar el ramo después de la boda

conservar ramo de novia

De todos los detalles que deseas guardar como recuerdo de la boda, conservar es el ramo de flores naturales puede ser una de las más difíciles. Si bien puedes contratar el servicio de un profesional, aquí te damos algunas recomendaciones para que puedas hacerlo tu misma.

El día de la ceremonia y banquete, tendremos que guardarlo en la heladera hasta el día siguiente ¡nunca en el congelador. Con que esté fresco durante esas horas será suficiente para que no pierda la forma y puedas realizar un tratamiento al día siguiente.

Luego, una forma de conservarlo es secarlo colgándolo boca abajo en un lugar oscuro, ventilado y seco. Pero te en cuenta que es un buen método para flores y no tanto para hojas y ramas. Antes de colgarlo, si es muy voluminoso, conviene que separes un poco las flores, una vez secas podrás recolocarlas. Después de tres o cuatro semanas, reacomodas el ramo y lo rocías con laca.

Otras técnicas con glicerina y con gel son bastante más complejas y no son recomendables para flores delicadas.

El ramo es el complemento que destaca en la novia, considera estos consejos y consúltanos, te ayudaremos a encontrar el ramo de novia perfecto para tu estilo.

 Wedding Planner Guru

Leave a Comment

Name (required)
Website
Your Message (required)