6 cosas que debes evitar hacer el día de tu boda

Date: 14.09.2017 | Wedding Planner Guru">Wedding Planner Guru | Wedding planner guru

Después de meses de dura planificación, presupuestos, flores, restaurantes, etc, llega el día soñado, tú y tu pareja vais a dar el paso, el sí quiero, no olvides ninguna de estas 6 cosas que debes evitar hacer el día de tu boda y todo saldrá genial.

 

No llevar zapatos cómodos.

La ceremonia, la sesión de fotos, el cocktail, la cena, el baile… Son muchas horas las que estarás de pie, y puede que tus zapatos no sean la mejor opción para ello.

No escoger un zapato de repuesto para usar tras la ceremonia, es uno de los errores más comunes que muchas chicas cometen.

Escoge un zapato cómodo y de la misma altura que la de tu zapato principal. Esto evitará que arrastre el vestido y se estropee el bajo. Así nadie notará la diferencia.

 

Dejar pasar mucho tiempo entre la ceremonia y el banquete.

Muchas parejas aprovechan las horas libres que hay entre la ceremonia y el comienzo del banquete para hacerse un pequeño reportaje fotográfico por jardines y lugares con encanto cerca del lugar donde se ha celebrado la ceremonia.

Es una buena idea, además de un recuerdo muy bonito de aquel día.

Pero no debéis dejar pasar muchas horas entre ceremonia y banquete. Un par de horas es lo idóneo, así tus invitados no se cansarán de esperar a vuestra llegada.

 

Organiza un plan para tus invitados antes de la fiesta.

Desde un cocktail hasta una visita turística a algún sitio cercano que signifique algo importante para vosotros, como el lugar de vuestro primer beso o incluso donde os prometisteis.

 

Tratar mal a tus damas de honor.

Ellas son tus cómplices y aliadas en ese día tan especial. Están ahí para hacer de ese día, un día memorable y ayudarte en todo lo posible.

Serán las encargadas de solucionar cualquier problema que pueda surgir. Y tratarlas mal no es la mejor idea.

Sí, es cierto, los nervios pueden hacerte tratarlas mal, pero recuerda que es un día para disfrutar, así que relájate y deja que todo fluya.

 

No dar a los invitados de fuera suficientes indicaciones de cómo llegar.

Debes tener en cuenta que no todos tus invitados son de la zona, y puede que no sepan llegar a la iglesia o al lugar donde celebras el banquete.

Ten siempre un detalle con ellos, interesándote si tendrán forma de llegar a los lugares donde se celebrará vuestra boda, si saben llegar o incluso si han reservado una habitación en un hotel para descansar tras el evento.

Muchos restaurantes, fincas y masías, ponen a disposición de los novios complejos privados donde los invitados pueden hospedarse tras la celebración y descansar.

 

Tener un baile de novios demasiado largo.

El baile de los novios es uno de los momentos más especiales de la celebración, tanto para los novios como para los invitados.

Sin embargo, un baile muy largo, puede ser una opción poco acertada, sobre todo si ninguno de los dos sois demasiado bailarines.

Escoged una canción de entre 3 y 4 minutos, inventad un baile divertido con el que los invitados también se diviertan. Y quien sabe, quizás se animen a bailar con vosotros.

 

No relajarte en ese día tan especial.

Este puede parecerte un error difícil de cometer, sin embargo, después de meses de planificación, nervios y dinero invertido, es muy probable que tu faceta controladora salga a la superficie.

Es vuestro día especial, relájate y deja que el resto de personas se encarguen de hacer de vuestra boda un momento inolvidable.

Disfruta y céntrate en tus invitados, tu familia y sobre todo en esa persona amada, tu pareja.

Leave a Comment

Name (required)
Website
Your Message (required)